Para los que no hayáis visto la película, os recomiendo que la veáis porque no tiene desperdicio, y para aquellos que ya la conocen, conviene refrescar un poco la memoria. Lilo y Nani son dos jóvenes hawaianas que quedan huérfanas tras la muerte de sus padres en un accidente de coche. Nani hace las veces de madre-padre de Lilo en la ausencia de estos, algo que a la joven se le antoja un tanto difícil, y no es de extrañar, Lilo se pasa el día en sus cosas y no suele escuchar a su hermana. Después aparece cierto extraterrestre azul que se convertirá en la mascota y mejor amigo de Lilo. Y aunque a Nani no le convence mucho al principio, acabará por quererlo igual.

Lilo y Stitch amantes del surf

Toda la película se desarrolla en la isla hawaiana de Kauai donde el surf es, como en todas las demás islas hawaianas, no solo un deporte sino una pasión. Por eso sus directores, Chris Sanders y Dean DeBlois, quisieron hacer un pequeño tributo al surf y a su inventor, Duke Kahanamoku. Kahanamoku es considerado el promotor del surf moderno, y fue el primero en aparecer en el Salón de la Fama del Surf. Aunque dejar huella en una película disney es un privilegio que pocos tienen. Y el famoso surfista hawaiano aparece no una, sino dos veces en el film.

Una es en el cuarto de Nani, donde podemos ver en la pared un poster de un hombre haciendo surf en el que pone Duke. Más tarde, en el “photo album” que se ve al final de la película, aparece una foto en la que los personajes posan felices junto a la estatua de Duke Kahanamoku, que se encuentra, en la realidad, en la playa de Waikiki en Honolulu.

Cuando surgió el surf por primera vez, los que lo practicaban eran nativos de las Islas Sanwich (Hawai) que utilizaban una primitiva tabla de madera y la fuerza de las olas. No se trataba solo de un deporte, sino de experimentar las sensaciones que les producía estar en contacto con la naturaleza y dejarse llevar por el mar. En Lilo y Stitch vemos este mismo sentimiento que tienen los hawaianos hacia el surf, esa manera de entender la vida y divertirse. Amantes del surf o no, no podéis perderos este film clásico que Disney nos regaló en 2002 y que sigue dejando huella en nuestros corazones. 

Descubre nuestras parodias en camisetas lilo y Stitch

Productos relacionados