Cuando la realidad supera a la ficción y los productores lo saben

No son pocas las personas que piensan que Hollywood se está quedando sin buenas ideas para producir películas como las de antes. En los años noventa salían a la luz películas como: Forrest Gump, Cadena Perpetua o Pretty Woman, que son consideradas hoy en día como grandes producciones cinematográficas. En 2022 la mayor parte de las producciones son secuelas de antiguas películas de éxito, fórmulas ya utilizadas, o películas basadas en libros o historias reales. 

Eso ha demostrado, en muchos casos, que la realidad supera con creces a la ficción, y que las producciones basadas en historias reales pueden ser muy exitosas. Sin ir más lejos, los ganadores de los Oscar a mejor actor y actriz este año, han sido Will Smith y Jessica Chastain por El método Williams y Los ojos de Tammy Fage respectivamente, dos películas que relatan historias de personajes muy reales. Esto no es casualidad, pues parece que la estrategia de Hollywood para subsanar la falta de ideas es tirar de hechos reales. De esta forma, estamos contando con grandes producciones cuyo éxito parte de esa base de realidad. 

Hoy en Friking te traemos las mejores series basadas en historias reales con las que disfrutarás a la vez que recuerdas que las mejores historias no tienen porqué ser ficticias. 

1. ¿Quién es Anna?

La exitosa serie de Netflix que habla de Anna Delvey o Sorokin, una chica de origen ruso-alemán que se hizo pasar por una rica heredera alemana infiltrada en la alta sociedad neoyorkina. Hace unos años, cuando se descubrió que Anna Delvey no era ninguna heredera y que lo que en realidad estaba haciendo era robar millones de euros a los ricos de Nueva York, se vió envuelta en un escándalo mediático de enormes proporciones. Una de sus “íntimas amigas” a la que también robó, escribió un libro sobre el caso, aunque la serie está basada en el artículo que escribió Jessica Pressler en la revista New York. Si bien es verdad que la serie está basada en hechos reales, se toman muchas licencias, y es por eso que algunas de las personas retratadas en la serie han salido públicamente desmintiendo algunas de las cosas que se relatan. Pero a su favor se puede decir que ya nos lo advierte Netflix al principio de cada capítulo con un breve pero firme: “toda esta historia es completamente real, excepto todas las partes que son totalmente inventadas”. Aun así es una serie entretenida y da una visión general de quién fue en realidad Anna Delvey.

2. Landscapers

Llamada en español “Como meterse en un jardín”, es una miniserie de HBO basada en el escabroso caso de asesinato y robo llevado a cabo por Susan y Christopher Edward. La pareja inglesa perpetuo el asesinato de los padres de Susan y procedió a enterrarlos en el jardín trasero de su casa de Mansfield, para después quedarse con su dinero que invertían en artículos de colección de cine. En 2014 fueron descubiertos y condenados a 25 años de prisión. Una historia que Landscapers cuenta en tan solo 4 capítulos y dejando a cualquiera con la piel de gallina. 

3. The Dropout

La nueva serie que estrena Disney plus el 7 de Abril y que cuenta el caso de la conocida empresaria y estafadora Elizabeth Holmes. Se ve que la cosa va de estafadores y asesinos, pero es que estas son las mejores historias. La de Elizabeth Holmes desde luego no tiene desperdicio. La empresaria y fundadora de Theranos, se hizo millonaria vendiendo la idea de que existiría una tecnología que podía detectar cualquier enfermedad con tan solo una gota de sangre. Personajes como Rupert Murdock o Bill Clinton invirtieron en el proyecto de Holmes e incluso fue portada de la revista Forbes como una de las millonarias más jóvenes de la historia. Pero como se suele decir, “se pilla antes a un mentiroso que a un cojo” y finalmente la historia de Holmes cayó por su propio peso creando un escándalo de proporciones millonarias. 

4. Así nos ven

Basada en el caso “Central Park Five” de 1989, por el que cinco chicos negros fueron acusados falsamente de violación. La serie no se centra tanto en los hechos que tuvieron lugar en el asesinato, sino en la vivencia de los adolescentes al ser acusados injustamente tras una serie de duros interrogatorios policiales, juicios manipulados y racimos institucional. Los cinco chicos cumplieron desde 5 hasta 15 años de prisión hasta que Matías Reyes, un preso que ya había sido acusado con anterioridad, confesó el crimen y los cinco fueron exculpados. La serie es un duro relato de injusticia y racismo en el sistema judicial estadounidense que merece toda nuestra atención.  

Si ya has tenido suficiente dosis de realidad por un día, recuerda que siempre puedes volver a la ficción, pero sin olvidar que está siempre se ve superada por la vida real, una pena…