El longevo actor estadounidense cuenta ya con una filmografía envidiable y de lo más diferencial.

Quien no conozca a Morgan Freeman es que o bien no ha visto más de dos películas en su vida o no le gusta el cine; no hay más. El actor estadounidense a sus 84 años es toda una leyenda viviente del séptimo arte y nos ha dejado una galería de películas de alta calidad que envejecen tan bien como él.

Por eso, es el momento de hacer un top-3 de sus mejores obras, por si no te has visto alguna o quieres conocer aún más al actor que más veces ha aparecido en la gran pantalla. Vamos allá:

3.- Million Dollar Baby

La cinta con la que ganó el Oscar en 2005. Una de las películas más clásicas de los últimos años. no necesita presentación, pero si quieres drama, deporte y psicología esta obra de Eastwood te va a enamorar por todo lo que envuelve y lo que capaz de envolverte.

2.- Seven

Una película de 1995, pero que te hará vibrar más que las actuales. El veterano teniente Somerset (Morgan Freeman), del departamento de homicidios, está a punto de jubilarse y ser reemplazado por el ambicioso e impulsivo detective David Mills (Brad Pitt). Ambos tendrán que colaborar en la resolución de una serie de asesinatos cometidos por un psicópata que toma como base la relación de los siete pecados capitales: gula, pereza, soberbia, avaricia, envidia, lujuria e ira. Los cuerpos de las víctimas, sobre los que el asesino se ensaña de manera impúdica, se convertirán para los policías en un enigma que les obligará a viajar al horror y la barbarie más absoluta.

1.- Cadena Perpetua

La mejor película de Morgan Freeman llegaría en 1994 en una cinta que se basa en la historia de Andrew Dufresne (Tim Robbins) que, tras ser condenado a cadena perpetua por asesinar a su esposa, es enviado a la cárcel de Shawshank. Durante su estancia conseguirá ganarse la confianza del director del centro y especialmente de Red (Morgan Freeman), el jefe de la mafia de los sobornos.